jueves, 27 de abril de 2017

Pacificación Nacional Definitiva: INJUSTA JUSTICIA

Pacificación Nacional Definitiva: INJUSTA JUSTICIA: Pablo García Aliverti Pablo García Aliverti , atropelló alcoholizado, hace 4 años, a un vigilador que circulaba en bicicleta por la a...

Pacificación Nacional Definitiva: ¿QUIÉN ES EDUARDO ANGUITA?

Pacificación Nacional Definitiva: ¿QUIÉN ES EDUARDO ANGUITA?

Pacificación Nacional Definitiva: CUATROCIENTAS CRUCES

Pacificación Nacional Definitiva: CUATROCIENTAS CRUCES: Señor Director: En el corazón de nuestra Argentina, están enclavadas 400 cruces. Una por cada uno de los camaradas muertos en cauti...

martes, 25 de abril de 2017

EL CAPITAN DEL TITANIC

EL CAPITAN DEL TITANIC El Presidente Mauricio Macri es el Capitán del TITANIC, por ahora todavía llamado República Argentina, es obvio que él es el responsable de hacer navegar este transatlántico por todos los mares del mundo y tomar las decisiones apropiadas para sortear las tormentas que constantemente azotan al Barco. Para ello tiene que contar con un equipo de colaboradores que realmente tenga experiencia y sepan tomar decisiones, no tienen que ser improvisados, ni tampoco creerse que como han navegado en una lancha en el Tigre ya son marineros avezados. Por tal circunstancia, con motivo del Paro General del día 6 de Abril, Usted fustigo al mismo y el motivo por el cual se realizó, pero fue mucho más profunda su crítica y los califico de Corruptos y Mafiosos a los Sindicalistas de la CGT, CTA Y OTROS, desde ya creo que no esta tan lejos de la realidad en sus apreciaciones, pero antes de acusar a alguien, hay que fijarse en la situación en que uno se encuentra, si tiene el conocimiento y la autoridad moral para cuestionar a los demás y poder demostrar transparencia en sus actitudes, es decir, tiene que estar libre de pecado y obviamente no es el caso suyo, que pueda servir a la sociedad argentina como ejemplo, ya que la gran mayoría de sus colaboradores cercanos no solo están cuestionados, sino, probado que no pueden cumplir funciones en la Administración Publica por incompatibilidad en sus funciones e incluso Usted mismo, como podemos apreciar en un artículo que se adjunta del Dr. Eduardo S. Barcesat . Pero además durante su carrera empresarial, las empresas de la familia Macri se han visto involucradas en manejos turbios como proveedores del Estado , como por ejemplo la adjudicación de las Cloacas en el Partido de Morón, cuando era Intendente Juan Carlos Rouselot o cuando Domingo Felipe Cavallo le blanqueo y condono la Deuda que tenían con Bancos Extranjeros y la sumaron a la Deuda Externa argentina o el Correo Central con la fabulosa deuda que hoy todavía tiene su familia o los Panamá Papers, etc, es decir, son tantos los motivos para ser cuestionado que nos distraeríamos nombrándolos y perderíamos el enfoque de la cuestión principal. Desde ya, entre un mafioso delincuente y UN TRAIDOR a la PATRIA, si bien ninguno de los dos son aceptable, en cuestión de optar o elegir, el más detestable es el TRAIDOR A LA PATRIA y Usted, junto con Carlos Saúl Mamarracho Menem, están jugando una carrera para ver quien entrego más rápido a nuestra Patria a la dominación de la Corona Anglo Sajona, desde ya Los Ingleses, nuestra Madre Patria, que desde 1806/07 viene determinando las políticas de Estado que debemos seguir como Nación, han trabajado denodada mente, para la División de la Sociedad Argentina, y que se produzca una guerra civil que contribuya a los intereses de la Corona. Carlos Saul Mamarracho Menem, junto con Domingo Felipe Cavallo firmaron con los ingleses en España, el Tratado de claudicación, entrega y dominación de la Nación argentina, con lo cual se han valido de dicho acuerdo , para la destrucción y entrega de nuestro territorio, las Empresas Agrícolas, Ganaderas e Industriales y Mineras, los medios de comunicación, el Transporte Marítimo, Aéreo y terrestre, como así también el desmantelamiento de las Fuerzas Armadas y la sumisión de los tres Poderes del Estado, el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, obviamente esto no comenzó con el Mamarracho de Menem, sino que se instrumento desde el golpe de Estado Cívico Militar del 24 de marzo de 1976 y desde ese momento con los distintos gobiernos, hasta el actual del Ingeniero Mauricio Macri , quien ha venido cumpliendo con las distintas etapas de este Plan Maquiavélico de TRAICION A LA PATRIA que venimos padeciendo. La mayoría de los argentinos hoy creen que fue por la falta de capacidad de los que han Gobernado, desde ya, los que integramos el MOVIMIENTO UNIDAD NACIONAL INDEPENDENCIA, después de 43 años de investigación, estamos en condiciones de afirmar que esto ha sido un PLAN PERFECTAMENTE ORQUESTADO, que como coloraría del mismo, pretenden llevarnos a una Guerra Civil, que permitirá la intervención de las Naciones Unidas y la posterior división Territorial de la República Argentina, en cinco o seis regiones que serán ocupadas por las Potencias Mundiales que ya hoy tienen industrias radicadas en las distintas zonas de nuestro territorio, como es el caso de Lewis el amigo INGLES donde Macri paso sus vacaciones este verano, para distenderse del arduo trabajo que le ha llevado entregar a los Ingleses nuestra Tierra, el mismo Lewis es el que incluso tiene en la Pcia. De Rio Negro su propia pista de aterrizaje para aviones de alto porte, que van y vienen de nuestras Islas Malvinas, sin que aquí nadie del Gobierno y los otros dos Poderes Judicial y Legislativo tomen intervención y digan absolutamente nada. Pero también incluso los militares de las tres Fuerzas Armadas y Seguridad, que están desprovisto de sus armamentos y para colmo le han reducido el presupuesto y están tan desorientados que no saben qué hacer, porque los han usado tanto esta Corporación Mafiosa de Políticos Corruptos, que no tienen con que políticos juntarse, para que luego no los traicionen y los manden presos utilizando a los Derechos Humanos, como ya lo ha hecho esta Corporación Mafiosa de Políticos Corruptos. Con todo el respeto que me merece la investidura Presidencial le quiero advertir para su conocimiento al Ingeniero Macri, que el TRANSATLÁNTICO TITANIC SE HUNDIÓ, porque choco con un Tempano de Hielo, por tal Circunstancia si Usted no cambia el rumbo de las Políticas de TRAICION A LA PATRIA, estoy seguro que no chocara con un tempano, sino con un Pueblo, que hará TRONAR EL ESCARMIENTO, como dijera el PRESIDENTE y Tte. General Juan Domingo Peron, con los dirigentes a la Cabeza o con la cabeza de los Dirigentes. Por eso les quiero informar a todos los argentinos, que no está muerto quien pelea y que si conseguimos la UNIDAD NACIONAL tomando como punto de partida el Legado Político que nos dejara el Tte. General Juan D. Peron, EL MODELO ARGENTINO PARA EL PROYECTO NACIONAL, vamos a Fundar una Nueva Nación Argentina, con el Sistema Democrático más avanzado del mundo, donde el Ser Humano vale por lo que es y no por lo que tiene. Obviamente si se eso ocurre, ya no vamos a tener nunca mas a los Alfonsin, Menem, De La Rua, Duhalde, Kischner, Kristina , Carrio, Massa, Scioli, Macri, etc, porque habrá una NUEVA ARGENTINA, Libre Justa y Soberana. Que Dios fuente de toda razón y justicia ayude al Pueblo Argentino a tomar las decisiones que nos permitan ser un País con Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social. M. U. N. I. Carlos A.Diaz Busti Presidente A este panorama de indudable colonialismo económico, deben sumársele dos agravantes; el primero de ellos, que junto con la concertación de deuda se ha enajenado nuestra soberanía jurisdiccional y legislativa. POR DECRETO, EL GOBIERNO HIPOTECÓ LAS RIQUEZAS NATURALES COMO GARANTÍA DE LA DEUDA EXTERNA Por Eduardo S. Barcesat Se ha resignado, por el Gobierno Macri, la inmunidad soberana del Estado sobre este universo de recursos y riquezas naturales, que es comprometer los inmensos yacimientos de minerales estratégicos para el desarrollo científico (sílice, litio, tungsteno, entre otros), a las resultas de una deuda pública, externa e interna, que ha crecido desaforadamente en los 16 meses del gobierno macrista (ciento diez mil millones de dólares estadounidenses). Por Eduardo S. Barcesat* Mucho más que dos No satisfecho el Presidente Ingº Mauricio Macri con la ruinosa negociación con los fondos buitres, tal como surge del informe elaborado por los peritos de la CSJN en la Causa Nº 2752/2016, informe que fuera retomado por el Fiscal Federal Dr. Federico Delgado (26/11/2016) para solicitar las primeras indagatorias, ahora el Ingº Macri ha profundizado el endeudamiento y la sujeción a futuro de generaciones de argentinos, al comprometer, en todos los endeudamientos pactados en el curso del año 2017 (Decretos 29, 231 y sus resoluciones derivadas), como respaldo de los pagos de servicios e intereses, el conjunto de los recursos y riquezas naturales, que de conformidad con las dos cláusulas iniciales de los Pactos Internacionales de derechos Humanos de la ONU, que integran la Ley Suprema de la Nación (art. 75, incº 22º, C.N.), son de titularidad de los pueblos; no de los Estados, ni de los Gobiernos, sino de los pueblos –todos nosotros-. Se ha resignado, por el Gobierno Macri, la inmunidad soberana del Estado sobre este universo de recursos y riquezas naturales, que es comprometer los inmensos yacimientos de minerales estratégicos para el desarrollo científico (sílice, litio, tungsteno, entre otros), a las resultas de una deuda pública, externa e interna, que ha crecido desaforadamente en los 16 meses del gobierno macrista (ciento diez mil millones de dólares estadounidenses). A este panorama de indudable colonialismo económico, deben sumársele dos agravantes; el primero de ellos, que junto con la concertación de deuda se ha enajenado nuestra soberanía jurisdiccional y legislativa. En efecto, se pacta la jurisdicción de tribunales extranjeros que no aplican la ley ni la doctrina argentinas, prosiguiendo así la “doctrina” Martínez de Hoz impuesta durante la dictadura cívico-militar (Art. 1º del Cód. de Procedimientos Civil y Comercial de la Nación, que no ha sido anulado ni derogado, hasta aquí). El segundo agravante es que durante el gobierno macrista se ha incrementado notablemente la fuga de capitales desde la Argentina. Según Tax Justice Network, prestigiosa ONG especializada en el tema fuga de capitales, la Argentina lleva acumulados cuatrocientos cuarenta mil millones de dólares estadounidenses, refugiados en cuevas fiscales, al amparo de sociedades “off shore” y de legislaciones bancarias secretas; esto es, el equivalente a uno de los mejores años de producto bruto interno. En lugar de ocuparse de repatriar esa inmensa masa de divisas, el gobierno macrista se ha encargado, solamente, de dictar una normativa exculpatoria para aquellos que sinceraron los capitales fugados, sin repatriarlos, y pagando un interés inferior al que hubiere correspondido, sin computar moratorios ni punitorios. Y todavía se congratulan de esta “patriada”. De allí la pertinencia del pedido de investigación, por mal desempeño y posible comisión de delitos que se ha radicado, por un importante número de Diputados, para oportunamente formalizar el juicio político tendiente a su remoción. Debemos tener presente que el derecho del pueblo argentino, de resistir a la opresión, está consagrado por el art. 36 de la C.N. * Profesor Titular Consulto, Fac. de Derecho, UBA * Directivo del Instituto Arturo E. Sampay

sábado, 22 de abril de 2017

UN TRUCO

Panorama político nacional de los últimos siete días Macri, Carrió y un truco en dos distritos clave Elisa Carrió confirmó que será candidata a diputada por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se reunió con Mauricio Macri en Olivos con ese fin y ya parecía haberlo admitido el miércoles a la noche, en un programa televisado cuando, de inmediato, retaceó las certezas y relativizó el anuncio con una frase que lo suspendía (“No sé todavía si voy a ser candidata”). Lo único que dejó claro esa noche fue que no se postularía por la provincia de Buenos Aires. Todo indica que, aunque adelantada en los títulos, la difícil negociación que la diputada desarrolla con las principales espadas del Pro no se puede dar aún por concluida. Lilita, la estratega El estilo de la doctora Carrió cuando habla de sus asuntos es el de una astuta jugadora de truco. Alardea o disimula, muestra u oculta tratando de sacarle el máximo rendimiento a sus cartas. Por un lado esgrime el argumento de cierto agotamiento físico (y tal vez anímico, porque “siempre me dejan sola”); al mismo tiempo reclama lugares en las listas para sus discípulos (“no puede seguir pasando que yo dirija la estrategia electoral, ganemos las elecciones y yo pierda diputados”). Con todo, lo que parece claro es que en un punto que exhibía como su deseo principal (candidatearse en la provincia de Buenos Aires) tuvo que irse al mazo. Allí debió ceder ante una operación de pinzas en la que intervino la cúpula completa del Pro, aunque ella prefiere circunscribir la decisión a María Eugenia Vidal y el gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba, que – dice ella- “creen que no me necesitan”. Carrió canta su juego (“en la provincia tengo el 34 por ciento de intención de voto”) y dispara una ácida ironía que puede ser una factura a cobrar después de las urnas: “Ellos prefieren un candidato más desconocido”. De todos modos, enmascara el revés de ese rechazo y se declara satisfecha de no haber conseguido lo que quería (“Me saqué mil kilos de encima con el tema de la candidatura”). La diputada había conseguido previamente un punto a su favor: con denuncias y ninguneos públicos logró desplazar de la postulación bonaerense al jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, a quien el Presidente, su primo, venía alentando tácticamente. Ahora el Pro le aplicó a Carrió una vieja regla de la política: el que saca no pone. Más allá de los disimulos, la política chaqueña quedó despechada por el rechazo bonaerense y, aunque derrama mieles sobre la gobernadora Vidal, no se priva de clavarle banderillas acusando a ministros y miembros de su equipo. Los ataques de Carrió siempre son estridentes y ella no ignora que los medios no dejan jamás de amplificarlos. Quizás por eso muchas de sus víctimas se resignan a soportarlos filosóficamente. O le responden en otro espacio, como hizo el presidente de la Corte Suprema, que le inició un juicio civil. Saben que en los medios Carrió les saca una gran ventaja. Durán Barba es un eufemismo Aunque ha decidido disimular el hecho, la diputada no ignora que el desplazamiento de Buenos Aires no dependió de una ocurrencia de Durán Barba, sino de un cálculo de Mauricio Macri. Las pullas de Carrió hacen blanco en el ecuatoriano, pero Durán Barba es, a estos efectos, apenas un eufemismo. Sucede que la doctora no quiere pelear con Macri. Y el Presidente tampoco desea una guerra con ella: ambos conocen sus límites y la ventaja de una sociedad. Pero cada uno de estos socios tiene intereses propios diferenciados. Desplazar a Carrió de la provincia a la Capital es una jugada en la que Macri gana doblemente: le bloquea a la diputada su posible crecimiento y protagonismo en el distrito estratégicamente más importante del país, le evita una competencia potencial a María Eugenia Vidal y sortea el obstáculo político que podría representar Carrió para estrechar vínculos con la base y los cuadros peronistas del conurbano bonaerense, un objetivo que la gobernadora viene acariciando. En ese territorio agreste, la chaqueña tiene un techo bajísimo y un piso que le hace juego. En la Ciudad Autónoma, en cambio, ella le agrega al reclutamiento de millenials que caracteriza al Pro, discurso moralista y republicano que la tradicional clase media porteña siempre ha consumido con deleite. Transferida a la Ciudad Autónoma, Carrió le aporta a Horacio Rodríguez Larreta una marca de gran fuerza para afrontar en el distrito el desafío que entrañaría la candidatura (todavía potencial) de Martín Lousteau. “Los caprichos de un niño” (Lousteau) El ex embajador en Estados Unidos estuvo muy cerca de birlarle en 2015 a Rodríguez Larreta la jefatura de gobierno en el ballotage porteño y pretende conseguir ese objetivo en 2019, para lo cual le vendría bien una performance exitosa en las elecciones de octubre. El Pro decidió cerrarle la puerta de Cambiemos con lo que lo empujó, de hecho, al terreno de la oposición, ya que una victoria de Lousteau (inclusive una gran performance, parecida a la de 2015) sería un trago muy amargo para el partido del Presidente y para el propio Macri. La postulación de Lousteau produce ruido en el seno de Cambiemos. La conducción radical de la Capital sostiene esa candidatura, que pretendía que fuese una carta a jugar dentro de la coalición, en las PASO de agosto. Esa posibilidad ha quedado bloqueada: no la quieren ni Macri, ni Rodríguez Larreta; Carrió, por su parte, puso como condición para su pase que no haya interna en el distrito (“Yo ya no tengo salud física. Yo soy candidata y pedí una lista ejemplar. Ya di en su momento la interna con Lousteau”). La UCR capitalina podría elegir su propia estrategia electoral para el distrito y, ante la negativa del Pro a constituir Cambiemos en la ciudad, presentarse al margen de (y en competencia con) la coalición oficialista nacional. Carrió ha descendido al escenario capitalino cimitarra en mano, dispuesta a dejar fuera de juego a Lousteau, un rival al que elige menospreciar (“No podemos estar pendientes de los gustos de un niño”), pero que la inquieta tanto como a la cúpula del Pro. En cualquier caso, convertida en instrumento estratégico del Presidente en el distrito porteño y con el crédito de una cesión de objetivos en el distrito bonaerense, el poder negociador de la chaqueña en el seno de la coalición oficialista se ha expandido. Ella seguirá orejeando sus cartas y tirando señas falsas mientras discute el reparto de poder y candidaturas, preparada para ubicar gente propia, para vetar y conseguir desplazamientos de “impresentables” (como suele llamar a gente con la que no simpatiza). Por su parte, Mauricio Macri, además del desafío bonaerense (la madre de todas las batallas), afronta otro, quizás más sensible, en la ciudad que su partido gobierna desde hace una década. Una vez que sume la candidatura de Carrió, sólo una victoria arrolladora constituiría un éxito satisfactorio. Jorge Raventós

COMPLICIDAD

CUANDO MIRAR SIN ACTUAR, ES COMPLICIDAD Calendar abril 22, 2017 | Posted by Malú Kikuchi Malú Kikuchi (22/4/2017) Córdoba. Domingo de Pascua. Estadio Mario Kempes. Partido de futbol entre Belgrano y Talleres. Emanuel Balbo, 22 años, aprendiz de carpintero, ¡evangélico oficio!, desde la popular norte, un grupito de 5 o 6 bárbaros, lo arrojan desde la tribuna, a metros de distancia. Balbo llegó al hospital con muerte cerebral. Murió al día siguiente. Es sólo una anécdota, casi una nota de color periodística. Por increíble que parezca, el partido no se suspendió. Los negocios son más importantes que la vida de un ser humano. ¡El partido se jugó! ¡Los bárbaros pudieron disfrutarlo! Los bárbaros son eso, irrescatables marginales, sin respeto alguno por la vida. No vale la pena hablar de ellos, son tema del poder judicial, quizás de un psiquiátrico. ¿Pero los espectadores? Eran muchos, muchos más que los atacantes, hubieran podido detenerlos, por lo menos intentarlo. Pero no. No lo hicieron. Miraron como si formara parte de un espectáculo que no les interesara. Con indiferencia. Inmóviles, quietos, impasibles. Atacaban a un muchacho, deberían haber hecho algo, lo que fuera, pro no lo hicieron. ¿Por miedo? No, eran más. Por insensibilidad hacia el otro, sin recordar que todos son el otro para el otro. Una sociedad enferma, enferma grave. Una sociedad tan acostumbrada a la violencia que ya la tiene incorporada a lo cotidiano. Pero por acostumbrada que esté la sociedad, no puede, no debe quedarse impasible frente a la violencia que está ante sus ojos y que puede evitar. Está deshumanizada. Lo que no se puede perder bajo ninguna circunstancia, es la humanidad. Es lo que diferencia al hombre de los animales. Y los que miraron como a través de la TV el asesinato de Emanuel Balbo, habían perdido su calidad humana. No horroriza tanto el homicidio como la indiferencia de los espectadores ante el mismo. Los asesinos, salvo milagro, lo seguirán siendo. Los espectadores ¿podrán volverse humanos y reaccionar como tales ante otro episodio del mismo tipo? ¿Serán capaces de sentir empatía por el agredido, existan o no existan razones para agredirlo? ¿Llevará mucho tiempo humanizarlos? Preguntas de difícil respuesta. En cuanto a los dirigentes del Belgrano y de Talleres, ¿qué decir de la decisión de seguir y jugar el partido como si nada hubiese ocurrido? En el futbol los dirigentes son los primeros culpables de la violencia permanente en los estadios y sus alrededores. El poder de las barras bravas es casi omnímodo sobre los dirigentes de sus clubes. Que más allá del cacareado amor por la camiseta, es un gran negocio al que no renuncian. Si los dirigentes no son cómplices activos, por lo menos lo son pasivos y les permiten a las barras lo que no les debieran permitir. Por supuesto que son chantajeados con armar escándalos durante los partidos si no les dan lo que piden: entradas, el control del estacionamiento, la venta del “merchandasing” y “otras cosas”. Y los dirigentes no tienen coraje para enfrentarlos. La policía no controla todo lo que debiera. ¿Porque no sabe cómo, porque no puede, porque no quiere, o porque no se lo ordenan? Tampoco tiene el coraje que debiera tener. Y acá entran los gobiernos, que por las razones que fueran, no toman las medidas correctas para terminar con este flagelo. También les falta coraje. Y tanta falta de coraje de todos los responsables directos de la muerte de Emanuel Balbo, también son responsables de la indiferencia criminal de los espectadores del estadio Kempes, que el domingo de Pascua vieron, cómplices impávidos, cómo mataban a un chico de 22 años, aprendiz de carpintero, amante de la música. Para sentir más vergüenza, Balbo, ya en el piso con muerte cerebral, ante la mirada CÓMPLICE de los espectadores, alguien, le robó las zapatillas. ¿Dónde se pide la baja de la sociedad?

PILAS SECAS

Pilas secas “Cuando estén secas las pilas de todos los timbres que vos apretás, buscando un pecho fraterno para morir abrazao...” Enrique Santos Discépolo Esta columna también hubiera podido llamarse “La soledad de los perfectos”, y seguramente así sería si la hubiera escrito el “pelotudo” (Cristina dixit) de nuestro gran mayordomo, Oscar Parrilli, que no se puso colorado al afirmar que a Maduro no se lo critica por lo que hace mal sino por lo que hace bien. ¡Qué demostración de inteligencia y solidaridad! Pero, en el fondo, es razonable que este rastrero personaje se comporte así, pues el régimen que fundara el extinto Hugo Chávez tiene muchos puntos en común con el que aquí protagonizaron los Kirchner y que, por esos milagros que a veces ocurren en la historia de los pueblos, fuera desalojado del poder en diciembre de 2015. El original colectivero caribeño encabeza una organización ilícita, sumamente torpe e ignorante, que ha esquilmado a su país hasta la extenuación, lo ha transformado en uno de los más violentos del mundo y lo ha llevado liderar por mucho los rankings de inflación mundiales, carece de estadísticas fiables y la prensa libre ha sido blanco de agresiones y clausuras, amén de haber destruido la industria del petróleo, mientras flota literalmente sobre un mar de oro negro. Nicolás Maduro, al mejor estilo de sus ídolos, los gerontes cubanos, está dispuesto a someter a su país a un baño de sangre con tal de conservar el poder, que le da acceso a un latrocinio similar aún mayor que el nuestro y al monumental negocio del narcotráfico; dice mucho que su Vicepresidente sea Tarek El Aissami, procesado por ese delito en los Estados Unidos, donde sus bienes han sido embargados. Desde que comenzó abril, han muerto ya 21 venezolanos de manos de las milicias y paramilitares chavistas, que disparan indiscriminadamente contra las gigantescas manifestaciones opositoras que se suceden en todas las ciudades del país. Para lograr permanecer, conserva el apoyo de los militares, pese a que éstos se encuentren divididos en tres facciones: los nacionalistas marxistas, los pro-cubanos y los traficantes de drogas; todos ellos tienen mucho que perder y sin duda lo defenderán hasta las últimas consecuencias. Pero, por la ignorancia en que intencionalmente los mantienen, también cuenta con el soporte -como aquí sucede aún en algunos sectores del Conurbano- de los más pobres, los habitantes de las gigantescas villas de emergencia que han ocupado Caracas y sus alrededores, que se encuentran en una situación alimentaria y sanitaria terminal. La trágica situación de Venezuela, un verdadero genocidio por el hambre y la carencia de remedios que aflige a su población, marca el fin del prolongado cono de sombra en que el populismo corrupto y saqueador ha sumido a nuestro continente en este siglo. Ya cayó en Brasil, en Argentina y en Perú, parece consumirse en Bolivia y fue necesario un monumental fraude para perpetuarlo en Ecuador, mientras la mugre ha comenzado a mojar sus pies en los países considerados modélicos, como Chile y Uruguay. La pregunta que todos nos hacemos es cuánto podrá durar este criminal “socialismo del siglo XXI”, que ya no encuentra timbre alguno que tocar, pues todos sus aliados –incluidos Irán y Rusia, por conveniencia- han dejado de atenderle el teléfono. Porque ese siniestro cocktail tiene una consecuencia inmediata para los analistas y politólogos: nadie puede predecir cuándo y, sobre todo, cómo terminará la crisis venezolana. Porque allí no bastará con que Maduro deje el trono y, por eso, tampoco resulta posible ofrecerle un puente de plata e impunidad para que huya, porque sus cómplices, y son muchos, no lo permitirían ya que quedarían sin cobertura ni refugio, sometidos a la justicia internacional que ya los busca. Dio, francamente, vergüenza ajena que esta semana nuestro ex Honorable Congreso se viera impedido de emitir una simple declaración de condena al régimen de Maduro por la oposición del más recalcitrante kirchnerismo, que demostró una vez más cuánto le importan los verdaderos derechos humanos. Ya que el gobierno de Cambiemos ha demostrado poseer una enorme sensibilidad social, que lo ha llevado a repartir subsidios y prebendas a manos llenas, y a conservar en sus puestos públicos a tantos quintacolumnistas, sugiero que –por única vez- destine fondos para que los seguidores del Frente para la Qué?, Quebracho, MST y Polo Obrero emigren a Venezuela o Cuba, esos paraísos terrenales que tanto alaban en sus manifestaciones públicas mientras exhiben carteles y banderas con la imagen del asesino Che Guevara. Anoche, cuando la ex Presidente visitaba en Río Gallegos a la gran cuñada Alicia, que encabeza el feudo de Santa Cruz, una enfurecida multitud intentó ingresar y, cuando fue reprimida con violencia, apedreó la residencia en que ambas se encontraban. La Provincia no paga los sueldos de los miles de empleados estatales, sus maestros no han dado un solo día de clases en el año, los jubilados provinciales no cobran sus magros estipendios y los hospitales carecen hasta de los elementos mínimos, mientras la Justicia está paralizada; todo un edén, por obra y gracia de los ladrones kirchneristas que lo gobernaron durante los últimos veinticinco años. Ahora Cristina está haciendo las valijas, a la espera de la autorización que ha pedido al Juez Bonadío (su colega Ercolini ya la ha otorgado) para viajar a Atenas, Bruselas y Oxford (no a la Universidad). Notable privilegio para alguien que se encuentra tres veces procesada por delitos no excarcelables y que demuestra que la famosa igualdad ante la ley es, en la Argentina, sólo una broma de mal gusto. Porque, mientras eso sucede, los órganos de prensa de los que aún dispone -como Página 12, C5N o Radio 10, por poner sólo tres ejemplos- y los ex organismos de derechos humanos, ya confesadamente convertidos en movimientos políticos para apoyarla, se rasgan las vestiduras ante una sentencia de la Corte Suprema de Justicia que concedió la prisión domiciliaria a un militar de ochenta y cinco años, casi ciego y sordo, con enfermedades complicadísimas. En esa materia, la de los presos políticos, aún existen cientos de situaciones particulares que claman al cielo; cuatrocientos –cincuenta desde el 10 de diciembre de 2015- han muerto en cautiverio por falta de adecuada atención médica, y muchos de los sobrevivientes se encuentran en la cárcel con prisiones preventivas por períodos que exceden, por años, el máximo permitido por la ley, pese a que obviamente no pueden alterar las pruebas (en la mayoría de los casos, inexistentes o fraguadas) de las investigaciones ni existe peligro de fuga, dada la edad –promedio: 76 años- con que cuentan y el precario estado de salud que padecen. Elevo mis plegarias por el sacrificado pueblo venezolano, como también lo hago por el cubano, mientras ruego que mis pronósticos de fin de ciclo se cumplan en toda América. Bs.As., 22 Abr 17 Enrique Guillermo Avogadro Abogado Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02

Windows Live Messenger campaign