domingo, 22 de julio de 2018

Chayanne - Di Qué Sientes Tú (Official Video)

MACRI LO HIZO

Hemos llegado a una situación inimaginable, considero peor, mi opinión de NO K (lo aclaro, por las dudas), que de continuar nos haría pedazos como República y no exagero, según lo publicado en Caras y Caretas del Vecino País Uruguay. Por Leandro Grille. Julio, 2018 "La Argentina de Macri es un reflejo de lo que nos puede suceder. Como un espejo que adelanta tiene la virtud del relato distópico: nos cuenta un futurible trágico que aún estamos a tiempo de evitar. Pocas veces se ha visto un programa de destrucción económica llevado adelante con semejante efectividad y en tan poco tiempo en un contexto democrático. Macri lo hizo. Convirtió a uno de los países más desendeudados del mundo en el récord mundial de endeudamiento externo. Redujo el poder adquisitivo de los salarios y la jubilaciones medias más altas del continente hasta sumergirlos en la lista de la precariedad. Llevó las tarifas subsidiadas de su mínimo histórico a su máximo en poco más de 30 meses, al punto de volverlas impagables para la población general. Devaluó la moneda un 300%, llevando el dólar de 9 pesos a más de 28. Aumentó el desempleo, la pobreza, la indigencia, la mortalidad infantil. Macri lo hizo. Subvirtió el crecimiento económico y destruyó el consumo, instalando la recesión y produciendo incluso la caída de la venta de bienes no suntuarios, como la leche y los alimentos. Destruyó a los medios de comunicación públicos, vaciándolos de contenido, hundiéndolos en audiencia y en la consideración popular y le entregó a corporaciones privadas como el Grupo Clarín el control efectivo de la información circulante, la opinión y el diseño ideológico de la sociedad. Deterioró la democracia, reintrodujo la prisión política, la represión violenta, el hostigamiento a los opositores, y mediante una ingeniería perversa e inconstitucional se aseguró un poder judicial complaciente y cómplice. Macri lo hizo. Se perdonó deudas millonarias con el Estado, le entregó a empresas de su propiedad familiar como Iecsa obras públicas gigantescas y les permitió a sus amigos y familiares blanquear fortunas malhabidas o evadidas sin siquiera obligarlos a reintroducir ese dinero al país. Destruyó el sistema de investigación científica, paralizó los programas más innovadores, les congeló los ingresos a los becarios y disminuyó el número de becas. Licuó el poder adquisitivo de las asignaciones sociales, aumentó el número de trabajadores alcanzados por el impuesto a la ganancia, redujo la inversión pública en educación y en salud, despidió, despidió y despidió trabajadores del Estado, por mecanismos de una insensibilidad estudiada, impidiendo a los trabajadores ingresar a sus puestos de labor con policías en las puertas de las dependencias munidos de listas negras y armas de guerra. Todo eso Macri lo hizo. En solo 30 meses. Pero no lo hizo solo. Para poder aplicar un programa tan devastador Macri contó desde el principio con el cobijo de un sistema de desinformación perfecto. Un dispositivo de propaganda y blindaje que ha sido capaz de ocultarlo casi todo y lo que no ha sido posible de silenciar, lo que se ha logrado filtrar por el concurso de los medios internacionales o por las valientes investigaciones de contados periodistas, la prensa mayoritaria se ha encargado de justificarlo o travestirlo como reyes Midas que operan sobre la realidad, transformando el desastre en virtud y jactancia. Si se prueba que Macri tiene más de cincuenta sociedades offshore que ha ocultado en todas sus declaraciones juradas, entonces se lo justifica diciendo que eran de su padre y que no son ilegales. Si se prueba que sus ministros benefician a empresas de su propiedad, entonces se niega el conflicto de intereses, si todo el elenco gobernante tiene sus fortunas en el exterior, se lo explica como una práctica habitual en el sector privado. Si el presidente tiene más de doscientos procesamientos, se le atribuyen a la persecución de los anteriores gobernantes, si todos los indicadores de la economía se van al fondo del abismo, se los presenta como la consecuencia de una bomba que le dejaron y que Macri hace esfuerzos por desactivar. Hasta la desastrosa entrega del país al Fondo Monetario Internacional se lo viste de una toma de crédito en condiciones espectaculares, elogiando hasta las exigencias draconianas estipuladas en la carta de intención que exige literalmente el ajuste, más despidos, más tarifazos y un mayor recorte de los salarios y las jubilaciones. Macri es un gobernante cínico. Pero no posee el cinismo vulgar de un político ambicioso y desaprensivo, sino que ostenta un cinismo insultante, magnánimo, superlativo. Es el tipo más cínico del mundo. En el mismo momento en que los indicadores estadísticos muestran que el desempleo aumentó por encima del 9%, Macri se hace hacer una entrevista amable, donde dice que con mucho esfuerzo han logrado crear centenares de miles de puestos de trabajo, y relata un mundo de maravillas que se da de bruces con la realidad inmediata y que los periodistas cooptados no solo no discuten, sino que asienten como idiotas o fanáticos de un culto a prueba de cualquier intervención racional. Es obvio que hay un presidente al servicio de los sectores más ricos y concentrados de Argentina. Y es evidente que hay un periodismo de sobres, financiado por el poder para el beneficio del poder. Los que se han atrevido a disputar en el terreno de la información han sido perseguidos, censurados, despedidos, e incluso presos, como los titulares del grupo Indalo, dueños del canal de noticias opositor C5N. Ahora mismo, mientras se desarrolla el campeonato mundial de fútbol, 354 periodistas de la septuagenaria agencia estatal Télam fueron despedidos mediante telegrama colacionado, que llegaba a la casa de los infortunados a la misma hora en la que Argentina se jugaba su clasificación a octavos de final en un partido infartante contra Nigeria. Es más, todas las decisiones terribles de los últimos días se han adoptado los mismos días y a la misma hora en la que juega la selección argentina, en una maniobra de distracción que no por grotesca deja de ser efectiva a la vez que propia de un canalla. El argumento para la liquidación masiva de puestos de trabajo en Télam es poco menos que maccartista, acusando a los echados de kirchneristas, cuando entre los despedidos hay gente que trabaja en la agencia hace más de 20 años y votantes de todas las tiendas políticas. Mientras tanto, los que no son echados reciben un telegrama dándole la bienvenida a una nueva agencia Télam de la pluralidad y el profesionalismo, en una muestra más del cinismo feroz que profesan. Todo lo que sucede en Argentina puede suceder en el futuro acá. Los mismos dispositivos de propaganda están prontos para implementar un programa trágico en nuestro país. Y el poder cuenta con sus candidatos para llevarlo adelante. Lo único que necesitan para lograrlo es engañar a una porción mayoritaria de la ciudadanía con promesas falsas y operaciones múltiples que contaminen la discusión política y nublen la razón del pueblo, al punto de que cientos de miles terminen votando alegremente, con globos de colores, a sus propios verdugos."

MANIOBRAS MACRISTAS

El Presidente anunciará esta semana un trascendente plan consistente en enviar a 3.000 efectivos de Ejército a las fronteras con Bolivia y Paraguay, solo para detectar el "bagayo" de narcóticos. Tal movilización importa el desplazamiento del 25% de todo el material humano con aptitud de combate de nuestra FF.AA. O sea, una mera maniobra distractiva y efectista. Toda vez que el auténtico objetivo de este ¿gato? como al parecer la juventud con ese mote lo ha rebautizado, es desalojar definitivamente todo el Complejo Militar de Campo de Mayo. Que todavía cuenta con unos 350 miembros de nuestra Fuerza Terrestre, en un 90% avocados a tareas administrativas. Y con una treintena de edificios vacíos y desvencijados. El área que será desocupada mediante un DNU, tiene una superficie de cuatro mil hectáreas. Con un valor inmobiliario que la gente de REMAX Internacional, ha tasado en un valor/suelo de un millón de dólares por hectárea. De tal forma, un emprendimiento del tipo Nordelta con lagos artificiales incluidos, tiene en mente trazar, este sabandija a menos de veinte kilómetros de la C.A.B.A. Será, según los desarrolladores cubano/norteamericanos que operan en Florida, y que he consultado en la víspera, inédito. Porque no existe en toda América, incluido EE.UU., ningún Master Plan, en una zona urbana de tales ciclópeas proporciones, ni por asomo. Y en esa dirección, estiman que una vez concluida su urbanización interna, trepará a un valor venal y toma de utilidades muy cercano a los veinticinco mil millones de dólares. Estas alegorías de lo obsceno & grotesco, inevitablemente me conducen a rememorar un episodio que se presentó en las adyacencias de este ejido de la desvergüenza. Se lo conoció como el escándalo del Palomar, y se suscitó a raíz de la adquisición de doscientas veinte hectáreas para agrandar el predio del Colegio Militar de la Nación. Maniobra que denunció en 1940, un Senador Conservador por Jujuy -Benjamín Villafañe-; colaborador íntimo del entonces catamarqueño Vice Presidente Ramón S. Castillo. Se coludieron dos intermediarios de las propietarias (dos hermanas apellidadas Pereyra Iraola de Herrera Vegas) y algunos integrantes de la Cámara de Diputados, para establecer un sobreprecio de cincuenta centavos por metro cuadrado en el valor final abonado por el gobierno de Ortiz, quien ninguna participación tuvo en el asunto. Pero que finalmente renunció por su indomable diabetes y por la magnitud de un inédito escándalo. Aunque la parte más funesta, la protagonizó un diputado radical antipersonalista por Entre Ríos, del bloque oficialista -Víctor Juan Guillot-, abogado, poeta y dramaturgo de nota, quien con la hidalguía de un auténtico caballero, se suicidó en su bufete, cuando tomó estado público que su amante -Ana López- y madre de sus dos hijos extramatrimoniales, había percibido un cheque por veinte mil pesos, en la casa matriz del Banco Español sita en la intersección de Reconquista y Cangallo del microcentro porteño. Así quedó sellada y con sangre una mega coima, en la que el malogrado legislador en nada se había beneficiado, ya que optó por ayudar a esa mujer, por la estrechez económica por la que atravesaba. Imagínense si una estoica y muy cojonuda actitud se expandiera actualmente en este Congreso de rumiantes. La pira funeraria, treparía hasta el domo del Palacio Legislativo y sus cercanías. Pero retornando a este bribón/presidente, a medida que la mácula de su impío temperamento se torna más visualizable, se puede advertir sin esfuerzo lo poco y nada que nos queda en el plano de la Defensa Nacional. Y meditándolo por una fracción de micro segundos, colijo que más lo hace merecedor de enfrentarlo a un paredón de fusilamiento por su fractura y agravada de los artículos 214 del Código Penal y 29 de la Constitución Nacional. El agravamiento que cito es por su, digamos, reincidencia, ya que hace menos de un mes, algo similar dispuso al regalar las instalaciones de la VII Brigada Aérea de Moreno, con una superficie de trescientas hectáreas a un consorcio de lavadores de activos y socios ocultos del CEO SOCMISTA, liderados por Sebastián Trappa. Ensuciando así, con vileza y lascivia, la memoria de al menos diez de nuestros setenta y dos inmortales y gloriosos pilotos, que decolaron con sus maltrechos cazas y fueron derribados en la Batalla por las Malvinas, cuyos restos yacen en las profundidades de ese indómito, pero nuestro Atlántico Sur. En suma, a lo largo de estos casi dos años de mandato, este malandrín se ha embolsado: a) el 2% de todos los préstamos internacionales que le trajo su valijero vip "Toto" Caputo, es decir (4.000 millones de dolares sobre los 200.000 de todos los empréstitos), b) El pelito pa la vieja de otros 3.000 millones de dólares por la borratina deudora del Correo. c) 15.000 millones por la venta subrepticia de Campo de Mayo a Alan Faena (testaferro de la mafia chechena) y George Soros (gerenciador de los capitales Abba Lubavitch del Bronx), d) 2.000 millones por el escamoteo a nuestra Fuerza Aérea de una estratégica Base de Operaciones, e) Y todo lo que aún no sabemos, pero pronto he de dilucidar. Y estos asnos/periodistas, todavía especulan si la Vidal mide más que este antipatria y pedazo de estiércol, cuando la tormenta de arena, piedras, rayos y centellas, está tomando proporciones descomunales en el horizonte, incluyendo la falta de presupuesto para rastrear a nuestro ARA San Juan. Formúlense Ustedes mismos si... MACRICIO PREPARA UNA REFORMA MILITAR ¿O INMOBILIARIA? Cordialmente Carlos Belgrano

sábado, 21 de julio de 2018

PANORAMA 21 DE JULIO

Panorama político nacional de los últimos siete días Pensando en el dólar. la inflación y las urnas Con la presencia en Buenos Aires de Christine Lagarde el gobierno de Mauricio Macri pudo exhibir una importante fuente de respaldo. La número uno del Fondo Monetario Internacional elogió la performance oficial en lo que se ha constituido en principal objetivo económico del gobierno: la reducción del déficit fiscal. Lamentablemente para el oficialismo, la opinión de Lagarde, importante como es en la esfera de los poderes económicos, influye escasamente en la esfera política doméstica. Que es la principal preocupación del gobierno, colocado ya en posición para la carrera presidencial de 2019. Como se suponía, terminó el Mundial de fútbol y todas las fuerzas políticas -no solo el oficialismo- volvieron a colocar la elección presidencial del año próximo al tope de su agenda. La conferencia de prensa que ofreció el Presidente el último miércoles se incluye en esa lógica. “Macri ya está en campaña”, diagnosticó Joaquín Morales Solá en La Nación. Nadie podría acusar al columnista de tener simpatías opositoras; por otra parte, cuatro días antes el jefe de gabinete había confirmado ese juicio: "Tenemos que pensar cómo seguir ganando elecciones”, le había respondido con franqueza al diario Perfil. Rueda sin eje La rueda de prensa, que el Presidente convocó con mucha anticipación, buscaba ser interpretada como lo hizo el columnista de La Nación, es decir, como “un contraste enorme con su antecesora”, con “el monólogo cristinista”. En cierto: la señora de Kirchner sólo excepcionalmente aceptaba conferencias de prensa y, en las pocas ocasiones en que se rindió a hacerlo, sus respuestas eran extensas de modo que la sesión se estiraba y las preguntas terminaban siendo pocas. Mauricio Macri, en cambio, respondió a unos diez periodistas (algunos de los cuales tocaron temas incómodos como los despidos en Telam o los fondos de campaña de Cambiemos) y concluyó en media hora (“corto y preciso”, se arriesgó Morales Solá). No hubo anuncios, aunque podría haberlos habido. Unas horas antes de que Macri diera su conferencia de prensa, el ministro coordinador del área económica, Nicolás Dujovne, había afirmado que, de los 300.000 millones de déficit que el gobierno ha decidido cortar, la caja central se hará cargo de las dos terceras partes; el tercio restante quedará para las provincias (y la Ciudad Autónoma). Es una mejora para los distritos, ya que hasta ese momento se hablaba de un reparto fifty-fifty. Por algún motivo, Macri no quiso presentarse como el anunciante de un alivio, sino como el vocero de lo más riguroso. Algunos observadores creyeron oír una vigorosa negativa presidencial a suspender temporariamente la rebaja de las retenciones a la soja, algo que temen las organizaciones agrarias y que, en cambio, están reclamando gobernadores de Cambiemos (como el jujeño Gerardo Morales) así como prestigiosos economistas de la UCR y que había sugerido incluso el Fondo Monetario Internacional. En rigor, es probable que las palabras del Presidente hayan sido demasiado ambiguas para convencer a los dirigentes del campo: Macri no afirmó que esa rebaja no ocurrirá; apenas señaló un punto de vista personal: "No creo que las retenciones sean un impuesto inteligente". El Presidente también había declarado que “personalmente” no es partidario del aborto, pero eso no impidió que la Cámara de Diputados (con un esfuerzo grande de dirigentes del Pro, el partido del Presidente) diera media sanción al “aborto legal, seguro y gratuito” y le entregara la papa caliente al Senado. Es probable que el Presidente haya querido dejar sentada su opinión para que el campo no le facture a él la suspensión de las rebajas si ésta finalmente se produce, sea por presión de terceros o por imposición de la realidad y de la emergencia. Cuando las papas queman y la consigna principal es reducir el déficit fiscal, se recauda de donde hay. Macri no quiere perder la simpatía (los votos, si se piensa electoralmente) del campo. De cualquier forma, los dirigentes agrarios toman nota de que este año, por primera vez en una década, Macri no asistirá a la ceremonia de inauguración de la Exposición Rural Que parezca un accidente Pero no sólo el Presidente y el jefe de gabinete piensan en las elecciones. En sus propias filas, la liga de gobernadores del Pro (Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal) está discutiendo arduamente los ajustes y traspaso de gasto que la administración central planifica para sus distritos. Vidal y Larreta temen que el apriete financiero se traduzca en debilitamiento político. Las encuestas siguen siendo benignas con ellos, pero el bajón del gobierno central los afecta, aunque sea en menor medida que a Macri. La Casa Rosada no observa con agrado ni los esfuerzos de discreta diferenciación de esos gobernadores, ni la ventaja relativa de ellos sobre el Presidente en los estudios de opinión pública, ni -mucho menos- la tendencia de los medios a instalar a la gobernadora Vidal como eventual reemplazo de Macri en la boleta presidencial. Todavía se comentan en Balcarce 50 recientes declaraciones de Cris Morena a CNN sobre Vidal: "Me parece una mujer mágica, angelada, absolutamente incorruptible y fuertísima, y me encantaría estar al lado de ella en todo. Ojalá sea nuestra presidenta, que los hombres que hoy están digan es ella, y no la dejen para después”. Semejante expresión es sin duda reconfortante pero incómoda para la gobernadora. Como para incrementar esa incomodidad, Vidal debe afrontar estos días una ofensiva que cuestiona el financiamiento de campaña bonaerense de Cambiemos y la acusación de haber presentado a la justicia listados falsos de aportantes. ¿Conseguirá este accidente bajar a la gobernadora de su sitial en las encuestas? Por su lado, Larreta salió rápido a desmentir que haya una interna en Cambiemos:"Es totalmente mentira - aseguró -. Siempre buscan algo para mostrarnos en desacuerdo con Marcos Peña. Hablo con él todos los días, hace 15 años”. A diferencia de Peña, el gobernador porteño no cree que sea saludable hablar hoy de elecciones: "Hasta mitad del año que viene no veo que empiece la campaña. Tenemos mucho laburo por hacer", opina. La inconclusa (aunque refrenada) “tormenta cambiaria” ha tenido el efecto de erosionar la autoridad presidencial, develó tensiones en el gobierno y en el seno del oficialismo y, así,mantiene en estado de incógnita la factibilidad del programa reeleccionista. Esa combinación de situaciones requería un gesto del Poder Ejecutivo, si está decidido a recuperar centralidad. La conferencia de prensa del miércoles fue impulsada por esos motores pero no tuvo, quizás, la fuerza que los estrategas de comunicación de la Casa Rosada habían imaginado. Para completar la tarea se necesitan algunos hechos concretos, algunas decisiones: ¿las inspecciones a la contabilidad de un centenar de gremios decidida por el ministerio de Trabajo son, acaso, el complemento vitamínico con que el gobierno busca recuperar vigor y posicionamiento ante su electorado propio? CFK y la reelección de Macri Por cierto, los aprontes electorales no son una exclusividad del oficialismo. El peronismo y el kirchnerismo también trabajan ya con esa perspectiva. Miguel Pichetto, jefe de los senadores peronistas, enmendó esta semana la plana a los analistas políticos y aseveró que la señora de Kirchner será candidata presidencial de su sector: “No entiendo a los analistas que no se dan cuenta de que ella inevitablemente será postulante por el partido que formó, la Unión Ciudadana”, aseveró el senador. Y aclaró: "Yo no aliento esa candidatura. Sólo digo que, conociéndola a la ex presidenta, no hay ningún candidato de su fuerza que no sea ella.” Para Pichetto no es viable un amontonamiento peronista con el kirchnerismo. Él se inclina por una fuerza renovada del peronismo que a más tardar en octubre esté en condiciones de presentar candidatos y programas a la sociedad, una fuerza que si bien puede compartir algunos objetivos con el gobierno (inserción internacional, diálogo político democrático) tiene metas diferenciadas, ligadas con la justicia social y la defensa de la producción nacional. Ese peronismo renovado tiene “ que dejar de lado los devaneos y entrar de lleno a un proceso de construcción electoral claro, preciso -concluye Pichetto-, con Massa, Urtubey, Schiaretti, Lavagna”. Para octubre faltan apenas 100 días. Del seno del poskirchnerismo se diferencian algunas voces (Alberto Fernández, Facundo Moyano, Felipe Solá) que se inclinan, en cambio, por una gran interna panperonista que incluya al kirchnerismo (sin dejar afuera a Cristina Kirchner). "Yo no quiero ir a una elección con dos peronismos -sostiene, por ejemplo, Solá-. El que trabaja para que haya dos peronismos trabaja para Macri". Por su parte, la señora de Kirchner no habla de su propia candidatura. En rigor, no habla demasiado en los últimos tiempos. Dedica su tiempo a organizar su fuerza y a buscar caminos hacia una ampliación de su influencia. Ella es conciente de que, más allá de que las encuestas le sonrían con una mejora de su imagen positiva en los últimos tiempos, todavía tiene un techo muy bajo que achica sus posibilidades electorales. Por eso, por ahora alienta a Felipe Solá y al santafesino Agustín Rossi para que compitan por la candidatura presidencial de su espacio. Ellos -sobre todo Solá- pueden sumar sectores que hasta el momento se muestran renuentes a su figura. Sin embargo, como vaticina Pichetto, lo más probable es que al final la candidata sea ella. Eso supone, al menos, Alberto Rodríguez Saa, que asegura que será su compañero de fórmula. ¿Qué efecto tendría una candidatura de Cristina Kirchner para la estrategia reeleccionista de Macri? Si esa candidatura surgiera después de una gran primaria panperonista, para llegar a ella la señora habría liquidado previamente a las figuras del peronismo renovador que alienta Pichetto. Una elección presidencial con polarización Macri-CFK colmaría el ideal de la Casa Rosada, que capitalizaría ese enfrentamiento en primera o en segunda vuelta. Por eso, mantener en pie a la señora de Kirchner sigue siendo un elemento central de la estrategia electoral del gobierno. Jorge Raventos

PARA MACRI SOMOS GILES

Entrevista a la historiadora Dora Barrancos “El Gobierno pensó que con el aborto podía entretener a la población, pero le falló el cálculo” Aldana Huilén Ceijas - Revista Zoom La historiadora, socióloga y referente feminista recorre la historia de la lucha por el derecho al aborto, analiza la coyuntura que habilitó el debate parlamentario y las próximas luchas en la agenda política del feminismo. “La ciudadanía supone soberanía. Si no hay decisión sobre el propio cuerpo, la ciudadanía está en mengua. El derecho al aborto es un derecho humano y básico”, explica Dora Barrancos. Entre metáforas y términos académicos, se hace entender con facilidad, rasgo que tal vez traiga de su trayectoria como docente: desde su juventud como maestra de escuelas públicas, hasta su larga experiencia como profesora en universidades nacionales. Fue una de las pioneras en el estudio de la historia de las mujeres y las sexualidades disidentes en Argentina desde fines del siglo pasado y se le forma una sonrisa amplia al hablar del “importante relevo generacional” que advierte en las feministas de esta época. En su casa porteña, las habitaciones son grandes y acogedoras, con ventanales que llegan hasta el techo y dejan entrar toda la luz de la media tarde. Se ubica en uno de los sillones de la sala de estar y se acomoda para hablar largo y tendido. Se presenta como “historiadora y socióloga”, pero su currículum es mucho más extenso que eso. En la década del 60, estudió la -por entonces- nueva carrera de Sociología en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y fue parte de la “generación que quebrantó la menguada participación de las mujeres en la Universidad”. Durante la última dictadura militar, civil y religiosa, debió exiliarse a Brasil por su compromiso con la Juventud Peronista, espacio del cual se alejó cuando volvió al país, una vez repuesta la democracia. Reconoce que fue en Brasil donde se vinculó al movimiento feminista, a Michel Foucault y a la historia como campo de estudio. Después de obtener una maestría en Educación y un doctorado en Historia en instituciones brasileras, fue Directora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género de la de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Actualmente dirige el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en representación de las Ciencias Sociales y Humanas. En esta entrevista con Revista Zoom, recorre la historia de la lucha por el derecho al aborto, analiza la coyuntura política que habilitó el debate parlamentario y las próximas luchas en la agenda política del feminismo. —¿Cuándo podemos ubicar los inicios del debate por el derecho al aborto en Argentina? —El debate sobre el aborto, como cuestión pública, es muy reciente. Ahora, que no hubiera debate público no quiere decir que no se debatiera. Cuando yo era joven, era muy común el punto de vista favorable al aborto que teníamos las de mi generación. Sin embargo, no tenía una expresión de gran debate público, que sólo pudo venir a tono después de la recuperación democrática, con el renacimiento de diversos cauces feministas. La agenda principal del feminismo fue la violencia y produjo una serie de leyes: la primera de violencia doméstica y la más reciente, que es contra todas formas de violencia, la 26.485. El aborto no estuvo entre los elementos más importantes de la agenda hasta que se formaron grupos específicos de feministas. Puedo recordar muchos núcleos, como puede ser el Foro por los Derechos Sexuales y Reproductivos, y después una Coordinadora por el Derecho al Aborto. Hasta que hubo un paso muy notable con los talleres sobre aborto en los Encuentros Nacionales de Mujeres. Yo creo que eso fue una contribución fundamental para su debate público. De los encuentros surgió l primera pro-forma de la campaña nacional, que coaguló en 2005 y que se extendió con muchísima fuerza. Así llegamos al debate en el Congreso, por primera vez en nuestra historia. —¿Hubo un cambio de paradigma para llegar a poner el aborto en la agenda del feminismo y de la política en general? —Lo que sí cambió como paradigma en la segunda ola del feminismo, que arranca en los años 60, fue el reconocimiento del cuerpo. Las feministas se dieron cuenta de que tenían cuerpo y de que el cuerpo era el campo fundamental en donde se acertaban las claves de la lucha antipatriarcal. Se dieron cuenta de que la forzosa norma de ser madres era una forma de la violencia. —¿A qué se debe ese “renacimiento” del feminismo con la vuelta de la democracia? —Entre las generaciones de los ´60 y ´70 y las actuales, ocurrieron grandes cambios sociales y culturales. Los cauces feministas se ensancharon de forma significativa para que otros sujetos se aliaran también a reclamar sus derechos. Me refiero a los sujetos de sexualidades disidentes, lo que fue una enorme contribución para la visibilidad y reconocimiento de esas personas que estaban también en las márgenes de la sociedad. Estos cambios culturales fueron muy profundos también en un orden: creo que hay un sentido más aguzado del derecho a la sexualidad en las más jóvenes. Se construyó una subjetividad contradictoria e insurgente con respecto al “establishment moral” que corresponde a la madre o a la abuela. Me parece que las jóvenes, aunque no hayan leído ni una página de feminismo teórico, tomaron esa clara decisión interna de: “Conmigo no va a pasar lo mismo”. Las generaciones anteriores de mujeres tuvieron que pagar su sexualidad, evitarla, no ponerla en evidencia o no experimentarla. —Usted desarrolló sobre derecho al pleno goce de la sexualidad. ¿Cómo se relaciona con el derecho al aborto? —Toda mujer o cuerpo en condición de gestar que tiene relaciones heterosexuales, convive con la sombra de la posibilidad de un embarazo no deseado porque no existen métodos anticonceptivos infalibles. En el 80% de los casos, el embarazo es una contingencia y no la voluntad de la gestante. Cuando estaba en Brasil, tuve acceso a un trabajo que se hizo con mujeres de sectores populares y que reconocían que sólo con la menopausia se dieron el derecho a una sexualidad mucho más estridente, por así decirlo. Ahí viene una cuestión: el patriarcado implica la inhibición del goce sexual de las mujeres por el mandato reproductivo. El acto sexual, para ellas, es sólo para tener hijos. Para esta ocasión, en que seguramente ganemos el derecho al aborto, el Estado les devolverá a las mujeres el derecho a su sexualidad. Estará mucho más retirada la posibilidad de quedar embarazadas sin quererlo porque, si ocurriera, habrá una asistencia digna, con todas las características de la legalidad y no de la clandestinidad. —Nombró a las jóvenes. ¿Qué opina sobre las adolescentes que se sienten convocadas al feminismo? —Hay un cambio extraordinario y generacional. Esa vigilia que fue desde el 13 de junio al día siguiente durante el debate de la ley en el Congreso, fue de lo más relevante. Reordenó el propio debate en la cámara, porque fue una instancia de interpelación a las y los representantes. Yo estoy segura de que esa vigilia de tantísimas jóvenes –y algunas más grandes, desde luego-, fue decisiva para la positividad del voto de algunos representantes. Yo creo que está labrándose en estos días una página formidable de la historia de las mujeres en Argentina. —¿Cree que la coyuntura política actual dio lugar al debate por el derecho al aborto? —Sí. Yo creo que el gobierno pensó que con esto podía entretener un tiempo a la población. Falló un cálculo ahí. No midió el grado de acatamiento en la subjetividad de tantas mujeres. No quiero referirme a la ambigüedad del presidente, pero, de todas maneras, llama la atención. Cuando un gobierno efectivamente manda, autoriza, que su bancada trate una ley, es para apoyarla. Es la primera vez que esto no ocurrió. Una piensa en Alfonsín y el divorcio vincular, en los mandatos Kirchner y en la ley de Matrimonio Igualitario y la de Identidad de Género. —Este debate abrió las aguas también dentro de las filas del PRO. Un caso a resaltar es el de la diputada Silvia Lospennato, que defendió el proyecto de ley. ¿Cree que es posible un feminismo desde la ideología que plantea el macrismo, de tono “neoliberal”? —Sí, lo es. Yo recuerdo, por ejemplo, las fraguas de sentidos de género atribuidas a un supuesto progresismo del gobierno del PAN (Partido Acción Nacional) de Vicente Fox, en México, que usaba el “todas y todos” y tenía cuadros políticos muy fundados en el feminismo y en teoría de género. No es ínsito ser feminista, ser libertaria y tener opinión de izquierda. En el caso de la diputada Lospennato, debemos subrayar que, en esta perspectiva, se comportó como una auténtica liberal. Las auténticas liberales en EEUU acompañaron estos derechos, que finalmente son derechos de soberanía que los trajo a la vida política el propio liberalismo. Aquí viene el comentario inexorable: yo no creo que este gobierno sea de liberales o de neoliberales. Me permito sostener que hay mucha más vertiente conservadora que propiamente liberal, como pasó en todo el transcurso del liberalismo en Argentina. No tiene las características de distribución de intereses de aquellos que abogan por el mercado. Hay un grupo de favorecidos con esta política, es un mercado acotado a determinado tipo de negociantes. No entran todos. —¿Y qué opina con respecto al Senado, para el momento que trate la ley? ¿Lo ve como un espacio meramente conservador? —Es una cámara más pequeña, con lógicas de trabajo muy diferentes, mucho menos cooperativas que en la Cámara de Diputados. Además, tiene una presión directa, porque son representantes de provincias. Ahí se expresan con mucha fuerza las jerarquías de la Iglesia, entonces hay una suerte de coacción inhabilitante para el estado de opinión autónoma. Históricamente el Senado tuvo más posturas regresivas que progresivas y, aunque cambió mucho por la composición política, se ve muy bien que hay más fuerzas conservadoras que progresistas. Pero yo estoy muy confiada, creo que estaremos ajustadas con los votos, pero victoriosas. —¿Cuáles serán las próximas luchas del feminismo? —Yo veo dos. Una muy clara es en torno a igualar las oportunidades en el mercado laboral para las mujeres. Las feministas no estuvimos tan atentas a la segregación en el mercado laboral, no organizamos movilizaciones para acabar con el tremendo gap salarial, para que haya más mujeres piloteando aviones, embarcadas o que se dediquen a trabajar con tecnologías, espacios mucho más favorables a la admisión de varones. La otra es el reparto igualitario de los cuidados. Los cuerpos de mujeres no pueden soportar más el hecho de que el 85% de toda la incumbencia doméstica recaiga en un cuerpo femenino. Estamos muy próximos a que la expectativa de vida aumente mucho más. Entonces, es evidente que las mujeres tienen que quedar, en buena medida, liberadas de esa tremenda responsabilidad de asistir a todas las generaciones, con contribución por parte del propio Estado para resolverlo. Fuente: http://revistazoom.com.ar/dora-barrancos-el-gobierno-penso-que-con-el-aborto-podia-entretener-a-la-poblacion-pero-le-fallo-el-calculo/

MACRI - MUERTE ANUNCIADA

LA CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA QUE PUEDE LLEGAR A SU EJECUCIÓN FINAL. El Presidente Macri, según informaciones periodísticas, anunciará en Campo de Mayo el lunes próximo la ¡¡¡¡REESTRUCTURACIÒN DE LAS FFAA!!!. Todo puede ser posible en la dimensión desconocida. El temor por resoluciones fundamentadas en problemas de oportunidad sin un análisis serio y profundo o el espanto por la puesta en movimiento de una aberración jurídica, operativa, estructural y funcional, serán nuestras sensaciones. Ningún dato de la realidad vivida nos permite avizorar alguna expectativa favorable. Seguramente y como suele ocurrir en las prácticas políticas, se la vestirá con una cobertura cosméticamente atractiva y "oportuna emoción en la enunciación". Significará probablemente el golpe final a instituciones que nacieron antes que la Patria. En este marco es imposible mantener algo de esperanza. En otras épocas aquí, y actualmente en otros países seriamente estructurados, la sola enunciación de este título hubiera generado una expectativa fuera de lo común por la significación del tema y seguramente por el debate previo, con la visión a largo plazo y su indudable conexión con los objetivos trascendentes de la Repùblica. Aquí por lo visto merece menos de una página de atención en la parte interna de los principales diarios y prácticamente ningún comentario comprometido y constructivo. Por lo tanto el actual presidente, quien en sus dos años y medio de gestión prácticamente no ha innovado y menos aun "cambiado" la descomposición heredada, aparece en estos momentos "reestructurando" una institución enraizada en la Historia de la Patria que es fundamental para la existencia y vigencia de un Estado soberano. ¿Por qué lo hace ahora en medio de una coyuntura financiera compleja, casi inmanejable y por lo tanto imprevisible? Muy probablemente por economía, para succionar aun más recursos del mínimo presupuesto militar sin comparación en América Latina. Quizás aparezca simpático a los veedores del FMI. Puede ser también por la posibilidad de negocios inmobiliarios, buena oportunidad para "gestores" mimetizados en la estructura del gobierno. O también con el fin anunciar pomposamente un reequipamiento en base a chatarra descartada en otros países, que se pagará seguramente a precio superior, también para satisfacción de "los gestores e intermediarios", siempre enmascarados por supuesto. O porque no, para aumentar nuestra dependencia de esquemas militares de otros países, inclusive abriéndoles las puertas para su intervención sutil o encubierta en nuestros problemas internos y su probable evolución. En este sentido podremos proclamar con orgullo para algunos; ¡¡¡Que siete países" nos ayudarán" a cumplir las exigencias de seguridad que impone la próxima reunión del G20 porque no estamos en condiciones de hacerlo por nuestra propia cuenta!!! Es obvio mencionar que estas instituciones resultan fundamentales para el desarrollo soberano y pacífico de nuestro futuro como nación y la protección de nuestros derechos en el ámbito internacional y también, por la constante transformación de los conflictos universales, en nuestro propio interior. Desde la asunción de esta tramposa democracia ha sido notorio que la clase política ha tenido como principal objetivo licuar la capacidad de las FFAA, único recurso del Estado, en condiciones de impedir su reciclamiento constante y las barrabasadas y traiciones cometidas impunemente en sus diversas gestiones a lo largo de mas de treinta años, . Alfonsín y Menen, presionados por potencias externas, decretaron y efectivizaron la inexistencia de "hipótesis de conflicto" como fundamento para la licuación referida. Menem-Balza suprimieron de un plumazo el servicio militar obligatorio, institución con más de ciento ochenta años de vigencia. El resultado a la vista; aquellos jóvenes que eran educados en la disciplina, la solidaridad, el esfuerzo, el patriotismo, la igualdad de derechos y obligaciones y el respeto a la autoridad, han sido reclutados ahora para ser soldaditos, por narcotraficantes y delincuentes de diversa especialidad. Y mueren y matan a ciudadanos desprotegidos, sin sentido ni sentimiento. ¿No podría ser ésta, unida al patoterismo y la acción casi incontrolada de gansters de diversos ámbitos, la insinuación de una anarquía progresiva que podría desembocar en guerra civil, favorecida inclusive por la falta de agallas de nuestros dirigentes de turno y la precariedad de medios para imponer la necesaria autoridad? Al aludir al temor o espanto mencionados en el título de esta nota, reitero que desde mi punto de vista no hay lugar a la esperanza. ¿Qué ha hecho esta frágil y casi desorientada administración por las FFAA y la afirmación efectiva de la autoridad y la justicia durante sus dos años y medio de vigencia pública? Yo no he percibido nada trascendente. Quizás algunas coyunturales palabras de estilo y acciones menores para conformar a incautos, y absolutamente nada más. El Presidente no ha ocultado en sus actitudes a través de este tiempo, que esta temática no la conoce o peor aun no le interesa. Ni las exteriorizaciones con un sentido histórico y popular, ni el conocimiento de su estructuración y necesidades imprescindibles, para un país con derecho a una proyección virtuosa. Y ahora va a efectuar anuncios significativos sobre un tema de tanta trascendencia con el mismo tono dialéctico y retórico acompasado de sus declaraciones públicas habituales sobre temas coyunturales. Será en definitiva un anuncio más casi sobre cualquier cosa. ¿De dónde y cómo surgió este plan que quizás signifique el acta de defunción para una institución desguazada que inclusive podría transformarse en un coto de caza para intereses agazapados y siempre presentes para incrementar sus negocios? ¿Cuál ha sido la orientación estratégico política del Presidente de la Nación para lanzar este estudio de tanta significación y proyección para la integridad y el futuro del País? ¿Cuáles han sido las premisas básicas para construir dicha orientación? ¿Existe un plan político consensuado de mediano y largo plazo que constituya el encuadramiento imprescindible para las medidas que se van a anunciar? ¿Se ha contado con el asesoramiento de indiscutidos especialistas en el tema que los hay y muy honestos y honorables? O quizás con la opinología almibarada de vocingleros de turno, con experiencia de escritorio y confianza por parentescos o relación de amistad y con ambiciones para escalar. Desgraciadamente esta incongruencia que enuncio, es normal en un Estado fallido como el nuestro, antes, ahora mismo y seguramente después. Tal cual parece trascender esta particular reestructuración tendrá mas que ver con operaciones inmobiliarias, compra de equipos en desuso de otros países, integraciones arbitrarias de efectivos con misiones ambiguas sin el correspondiente apoyo legal, subordinación de medios a FFSS, despersonalizando y desjerarquizando a las FFAA, constitución de áreas estratégicas arbitrarias sin conexión con las características del probable ambiente operacional, reducción y precarización de efectivos, constitución de organizaciones arbitrarias sin fundamentos operativos y muchas sinrazones, similares a las que podría producir un elefante en un bazar. Desgraciadamente de eso se trata. En estos treinta años de muerta lenta no han sido nuestros mediocres políticos y un pueblo apático, los únicos responsables de esta ruinosa realidad. Los mandos militares que se han alternado en este lapso, salvo raras y honrosas excepciones, han mostrado una ineptitud rayana en la complicidad para cumplir con su sagrado deber de velar por la consolidación de las instituciones. No han hecho absolutamente nada por la causa de los camaradas presos por haber combatido por la libertad de su pueblo. Más aun, se han unido y confraternizado por intereses mutuos, con los enemigos mercenarios de aquellos tiempos. Rompieron por negligencia, cobardía, intereses personales y la seducción del poder, la continuidad histórica de las instituciones. Y en este preciso momento no es la excepción, muy por el contrario. El lunes seguramente entonces veremos al Presidente Macri enunciar sus principios salvadores enmarcado por militares en diversos uniformes con cara seria y concentrados. Y la historia seguirá después hacia un futuro sin certezas. Dios quiera me equivoque. Por lo menos, así, lo veo yo. Francisco Cervo

viernes, 20 de julio de 2018

MAPUCHES

MAPUCHES, ¿HASTA CUANDO? Malú Kikuchi (20/7/2018) ¡Qué cansancio! Otra vez los mapuches son noticia. Y lo seguirán siendo mientras los gobiernos, el nacional, los provinciales y municipales, le tengan miedo a utilizar las leyes que amparan la propiedad privada. Habría que recordarles a los magistrados en particular y a las Fuerzas de Seguridad, que en la Constitución Nacional, artículo 17, dice que: “La propiedad es inviolable y ningún habitante puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley.” Pero…con respecto al ¿pueblo? Mapuche, no tiene vigencia. Desde que volvió la democracia, existe una lamentable confusión entre autoridad y autoritarismo. También entre víctimas y victimarios, teoría Zaffaroni. El seudo pueblo originario, aprovecha la confusión. De un tiempo a esta parte las ocupaciones de territorios que no les pertenecen, que tienen dueños que pagaron por ellos, son permitidas por las autoridades. Grave error. Esto empieza a ser incontrolable, y hasta la integridad de la nación, de seguir así, se verá comprometida. Hay que volver al principio. Los mapuches no son un pueblo originario, son inmigrantes araucanos. Pueblo nómade, algunos de sus miembros cruzaron la cordillera en tiempos de la conquista. Muy pocos y acá, no eran precolombinos. La primera invasión real fue en 1830, con Yanketruz y unos cien capitanejos. La Argentina ya era un país independiente. Los invasores comenzaron el genocidio de los tehuelches, real pueblo originario. En 1834, Calfulcurá, con un ejército bien armado y numeroso, venció al ejército nacional. Las armas y municiones les llegaban desde Chile. Calfulcurá se conviertió en el emperador de la pampa. Firmó en 1836 la paz Del Pino con Rosas, que lo tuvo controlado hasta Caseros. A partir de 1852, se desmadraron. Invadieron el sur de Buenos Aires, Santa Fe, San Luis, Córdoba y Mendoza. Mitre fue derrotado en 1855 en Sierra Chica por Calfulcurá. Así siguieron, malón tras malón; en 1872, 35 malones; en 1873, Calfulcurá perdió la batalla de San Carlos. Después, murió. Lo sucedió Namuncurá, su hijo. Alsina y su famosa zanja. Los malones continuaron. Namuncurá, como antes su padre, envió a Chile el ganado robado y recibió Remingtons a cambio. En 1878, presidencia de Avellaneda, por ley del congreso Nº 947, el General Roca fue enviado a la Campaña del Desierto, mientras Chile estaba en guerra con Bolivia y Perú y el suministro de armas a los araucanos era menor. Y la Patagonia dejó de ser araucana y volvió a ser Argentina. Hoy, después de muchas ocupaciones ilegales en Neuquén y Río Negro, luego de violentas tomas de puestos de estancias, de cortes de ruta, de reclamos delirantes, todo ha sido permitido por las autoridades. El año pasado después de quemar la trochita de un emblemático tren turístico, vino el caso Maldonado. Artesano *“huinca” amigo de los mapuches, que se ahogó en el río Chubut, mientras se acusaba a gendarmería. Las ONG de DDHH están hermanadas con los mapuches. A fines del 2017 ocuparon un hotel vacío en Villa Mascardi y prácticamente toda la zona, lugar turístico y bellísimo. Con el cuento de que es una tierra sagrada, no permiten que los “huincas” la visiten. Ahí murió Rafael Nahuel, 22 años, de un disparo hecho por un gendarme. Hace varios días cortaron durante 4 horas la ruta nacional 40, en plenas vacaciones de invierno. Detuvieron el tránsito, repartieron panfletos. Gendarmería puso dos puestos para avisar del corte, una ONG de DDHH puso el grito en el cielo, aduciendo que eso generaba tensión y la tensión podía derivar en disturbios. No se impidió el corte. La autoridad no existe. Parques Nacionales denunció la toma del hotel, la reacción fue el corte de ruta. La fiscalía, acompañada por FFSS, intentó hacer una revisión ocular del hotel y los recibieron a piedrazos. La fiscal renunció a la revisión. El domingo 15/7/2018, en Córdoba capital, al finalizar la misa de 11 en la iglesia del Sagrado Corazón (capuchinos), 4 mujeres vestidas de mapuches, avanzaron hasta el altar, desplegaron una pancarta exigiendo la libertad de Jones Huala y del machi (líder espiritual) Celestino Córdova. Micrófono en mano, contaron los horrores que los españoles, ayudados por la Iglesia, habían cometido en contra de sus pueblos. Estaba presente el ministro de seguridad de la provincia. Los feligreses las llevaron fuera. Ahí esperaba la policía que las trasladó a la comisaría y después de multarlas por la contravención, las dejó ir. Jones Huala está con prisión preventiva (en su casa), esperando si se lo extradita o no a Chile. La justicia chilena lo reclama por el incendio y la muerte de los dueños de una estancia que quemaron, el responsable directo fue Celestino Córdova, chileno, preso desde hace 5 años. Las autoridades no responden a la justicia de Chile. Las autoridades le tienen miedo a las ONG de DDHH, a la prensa de izquierda (casi toda), a la opinión pública manipulada por los medios. Las autoridades permiten lo que la ley no permite. Con autoridades temerosas de casi todo, menos del cumplimiento de los mandatos de la Constitución Nacional, los mapuches avanzan. La pregunta es ¿hasta dónde y hasta cuándo? *Huinca: hombre blanco

Windows Live Messenger campaign